Saltar al contenido

Salud

Cuidar de la salud de nuestros perros es super importante para garantizar que permanezcan a nuestro lado por mucho, mucho tiempo. ❤️ Las visitas regulares al veterinario, los controles en casa, así como también la alimentación y ejercicio son primordiales para que nuestros lomitos estén sanos y felices. 🐶

Tristemente, nuestros perros envejecen mucho más rápido que nosotros, por lo cual son susceptibles a enfermarse con mayor frecuencia y a una menor edad que nosotros. Su vida pasa tan rápido que un día cuidamos de un cachorro y días después velamos por la salud de un perro adulto.

Siempre que nos aseguremos de que nuestro perro reciba los controles veterinarios recomendados por año, se le apliquen sus vacunas y se desparasite frecuentemente, podemos esperar que su tiempo con nosotros se alargue. Con los cuidados a su salud prevenimos enfermedades y detectamos a tiempo cualquier problema o posible enfermedad.

 

¿Cómo reconocer a un perrito feliz y saludable?

Un perro saludable es un perro feliz. A diferencia de nosotros los humanos llenos de preocupaciones y complicaciones, los perritos son felices con poco. ¡Basta con estar sanos, tener comida y tenerte a ti!  Así de sencillo es hacer feliz a ese hermoso compañerito.

Cómo la salud es parte primordial de la felicidad de nuestro perro, y nuestro objetivo es hacerlo tan feliz como sea posible, asegurarnos de que todo está bien con su salud es importante.

Mediante un chequeo visual (y olfativo) podemos asegurarnos de que todo esta bien con nuestro perro o identificar si algo no está del todo bien.

 

Su aliento

La boca de nuestro perro puede decirnos muchas cosas. Su aliento, por ejemplo, nos ayuda a identificar que todo esta bien con su digestión. Un aliento fuerte, desagradable o más oloroso de lo normal puede indicar que algo no esta bien y que requiere una visita al veterinario.

Por otro lado, si percibimos que el aliento de nuestro perro es fresco y que sus dientes lucen limpios, podemos estar tranquilos hasta la próxima visita al veterinario.

 

Su peso

Cada raza tiene un peso esperado para cada etapa de su vida. Los Beagles, por ejemplo, tienden a ser “gorditos” de cachorros, y a adquirir musculatura con la edad, hasta perderla en la vejez. Lo ideal es que nuestros perros no estén “flacos” ya que no es propio de la raza y nos indicaría que algo no esta bien con él.

 

Su pelaje

El pelaje de los Beagle es brillante, corto y tupido. Encontrar pelones en el pelaje de nuestro perro o identificar que se rasca, o tiene cualquier tipo de anomalía es señal clara de que requiere una visita al veterinario.

 

La actividad física

En definitiva, un Beagle sano es un Beagle activo. Los perros Beagle aman jugar, correr y saltar, un signo claro de que algo no está bien con tu Beagle es que prefiera quedarse quieto cuando otros perros están jugando o le notes menos interés en el juego contigo o a la hora de pasear.

 

Su interés por la comida

Los Beagle aman la hora de la comida, del desayuno, del almuerzo, de las medias tardes, del lunch…. ¡Aman comer! Que pase de la comida, incluso de la comida humana es un síntoma claro de que algo no esta bien y que requiere una visita al veterinario. Podría ser algo sencillo como falta de desparasitación o algo más grave como enfermedades gastrointestinales.

 

¿Qué encontrarás aquí?

En esta sección podrás encontrar todos los artículos relacionados con la salud de tu perro Beagle. También podrás sugerir en los comentarios nuevos temas de interés relacionados con la salud.

Entre otros temas interesantes, te hablaremos de lo básico:

  • Su pelaje
  • El cuidado de sus dientes
  • Las enfermedades de la raza
  • Las vacunas preventivas
  • La desparasitación
  • El cuidado de sus uñas
  • La limpieza del perro
  • El cuidado de las orejas

.  😊