Saltar al contenido

Por qué le retumban las tripas a mi perro ?

septiembre 17, 2022
¿Por qué nuestros beagles engorda...
¿Por qué nuestros beagles engordan? 🩹
Por qué le retumban las tripas a mi perro, por que le suena la barriga a mi perro, por que la barriga de mi perro hace ruido

Los ruidos intestinales pueden ser un síntoma de malabsorción, una afección que puede estar causada por problemas en el páncreas o el intestino delgado. También puede ser una señal de que tu perro no está digiriendo bien los alimentos. Un perro que sufre malabsorción puede parecer delgado y presentar diarrea. La mejor manera de diagnosticarlo es consultar a un veterinario.

Parásitos intestinales

Una barriga ruidosa puede ser señal de muchos problemas de salud diferentes. Algunos de los más comunes son los parásitos intestinales y las infecciones bacterianas. Para diagnosticar correctamente el problema de la barriga de tu perro, es necesario acudir a una revisión veterinaria.

Si tu perro hace ruidos intestinales cuando no está comiendo, el ruido puede estar causado por elementos no digeribles en su estómago. Cuando esto ocurre, provoca un aumento de la cantidad de gases y puede incluso empujar el objeto hacia delante en el intestino. Estos ruidos audibles pueden ser muy angustiosos y deben investigarse inmediatamente. Otras causas del aumento de los ruidos en el estómago de los perros son los parásitos gastrointestinales, los cuerpos extraños gastrointestinales, las toxicidades y los trastornos glandulares.

Síndrome del intestino inflamado

Los perros con este sindrome experimentan una inflamación crónica del tracto gastrointestinal. Esto hace que el revestimiento intestinal se engrose, impidiendo la correcta absorción de nutrientes. Se desconoce la causa exacta de la inflamación, pero los científicos creen que puede estar desencadenada por parásitos intestinales, sistemas inmunitarios anormales o proteínas presentes en los alimentos para perros.

Hay varias pruebas de diagnóstico disponibles para este sindrome. Las radiografías, la endoscopia y las biopsias intestinales pueden ser útiles para el diagnóstico. La endoscopia, por ejemplo, proporciona información sobre el grosor de la pared intestinal, que es útil para distinguir entre los distintos tipos de infiltración de la mucosa. La US también puede ayudar a excluir otras causas de ello.

Cambio de dieta

Cambiar la dieta de tu perro puede hacer que su estómago gorgotee. Afortunadamente, se trata de un proceso fisiológico natural. Los sonidos de gorgoteo son creados por los gases que se mueven por el tracto digestivo de tu perro. Aunque el sonido suele ser inofensivo, debes consultar a un veterinario para descartar cualquier problema médico.

Los ruidos intestinales en los perros pueden estar causados por muchas cosas diferentes. Puede deberse a la ingesta de elementos no digeribles o a una intervención quirúrgica reciente. Esto puede provocar un aumento de la cantidad de gases y empujar el objeto atascado hacia delante. En cualquiera de los casos, tienes que solucionar el problema inmediatamente. Si el ruido persiste, es posible que tu perro tenga un trastorno gastrointestinal subyacente.

Obstrucción intestinal

La obstrucción intestinal en los perros puede ser dolorosa y hacer que tu perro esté aletargado y pierda peso. Lo mejor es que tu perro reciba tratamiento lo antes posible. Hay varias opciones de tratamiento, incluida la cirugía. Tu veterinario determinará el mejor curso de tratamiento para la condición específica de tu perro.

La obstrucción intestinal en los perros puede estar causada por un objeto no digerible alojado en el tracto gastrointestinal. Además, las anomalías físicas o los tumores también pueden causar este problema. Si no se trata, la obstrucción puede provocar deshidratación e incluso un shock causado por el desequilibrio de líquidos y electrolitos. Aunque algunos tipos de obstrucción pueden desaparecer por sí solos, la mayoría requieren una intervención quirúrgica.