Saltar al contenido

Coprofagia | ¿Por qué mi beagle come heces? 💩

mamifero, beagle, perro, campo, flores

La coprofagia es el termino médico para todos los comportamientos que implican la ingesta de heces. Como humanos, nos parece imposible que a los perros pueda si quiera interesarles comer desechos, sin embargo, pasa.

Y…, es cuando vemos a nuestro querido Snoopy comiendo heces con el mismo hocico con el que nos lame la pierna, que corremos a averiguar si esto es normal. Si es malo para su salud, si todos los perros lo hacen o solo es el nuestro, si nos saldrán hongos en la pierna, y un sinfín de preguntas más.

Lo que debemos saber de la coprofagia es que puede deberse a dos problemas; de nutrición o de comportamiento. En cuanto identifiquemos el motivo por el cual nuestro Beagle come sus heces (o las de otras mascotas) podremos ayudarlo a superar este “particularmente asqueroso” hábito.

 

¿Por qué mi perro come heces?

Hay dos razones principales por las que tu perrito puede tener interés en sus heces o las de otras mascotas; nutrición o comportamiento.

Por nutrición

Las heces de los perros son desechos de sus propios alimentos, pero pueden contener residuos de estos, si nuestro perro no está siendo correctamente alimentado, puede que recurra a “alimentarse” de sus propias heces. También puede ser causa de una deficiencia en la absorción de los nutrientes. Una visita al veterinario en conjunto con un cambio en la alimentación eliminará este comportamiento.

Por comportamiento

Muchos perros recurren a comer sus propias heces cuando experimentan ansiedad, miedo, soledad, o en general cualquier problema que afecte su entorno. Si luego de la visita al veterinario y el cambio en la alimentación el habito de comer heces continúa, debes verificar qué cambios en su entorno pueden estar afectando el comportamiento de tu perro.

 

¿Es peligroso para mi perro comer heces?

Depende, ¿son propias o de otros animales?

A pesar de que la coprofagia nos pueda parecer terriblemente asquerosa e impensable en humanos, la mayoría de los perros podrían comer sus propias heces sin que esto afectara su salud. De hecho, los lobos se comen sus propias heces cuando la comida escasea. AUN ASÍ, los perros no deberían tener “razones” para hacerlo.

Si nuestro perro se come sus heces no le hará mal pero no es un comportamiento que debamos permitir, ni mucho menos fomentar. Ya que, se supone que los perros en casa tienen el suficiente alimento para no recurrir a “medidas extremas”. Entonces, si lo hacen es porque algo no anda bien.

El asunto de permitir que el perro ingiera sus heces es que, se le hará fácil comer las heces de otros animales y eso si es malo.

Ingerir las heces de otros animales SI PUEDE HACERLE DAÑO. Los otros perros, gatos, animales en general pueden transmitirle parásitos o sustancias nocivas para su salud.

 

¿Es peligroso para mí, mis hijos o familia que mi perro coma heces?

Además de los peligros que puede suponer para un Beagle ingerir heces (propias o de otros animales) se suma el hecho de que es peligroso para la salud de nuestra familia. Muchas personas (nosotros incluidos) somos “demasiado cariñosos” con nuestros Beagle. Nos gusta que nos laman, nos gusta rascar sus caritas y convivir con ellos en general.

Cuando los perritos comen heces, no saben (ni pueden) (ni quieren) limpiarse el hocico, las patas, o cualquier otra parte de su cuerpo que estuviera en contacto con los desechos. Y, aunque los perritos tengan estomago para digerir sin problema sus propias heces, los humanos no. Cuando nuestros perritos nos lamen y no tienen el habito de comer heces no suele haber ningún problema. Pero, si tiene este habito puede traernos hongos en la piel.

mamífero, perro, flores, acostado, beagle

¿Cómo puedo hacer que mi perro deje de comer heces?  

Si tu perro come heces por un problema nutricional, bastará con la visita al veterinario que descarte un problema de absorción de alimentos y realizar cambios en su alimentación.

Si es un problema de comportamiento, debes identificar qué es lo que está cambiando el comportamiento de tu perro. Una vez descubras el problema podrás corregirlo.

 

Y mientras ¿Qué debo hacer?

Mientras tu perro abandona el habito de comer heces debes asegurarte de no dejar “tentaciones” en su camino. Si salen a pasear, asegúrate de no dejar que coma las heces de otros perros. Si tu perro permanece en casa, debes recoger los desechos tan pronto los haga para evitar que regrese a los viejos hábitos.

Unas semanas bastaran para vuelva a tener sus mismos intereses alimentarios; ya sabes, su comida, tu comida, cualquier cosa que huela delicioso, tus zapatos, etc.